Gambas al Ajillo con Arroz

  • Gambas al Ajillo Tradicional

  • Gambas al Ajillo con
    Almejas

  • Gambas al Ajillo con Arroz

  • Gambas al Ajillo
    con Champiñones

  • Gambas al Ajillo con
    Vino Blanco


  • "Gambas al Ajillo con Arroz"

    Receta de Gambas al Ajillo con Arroz





    Y ahora una receta para preparar gambas al ajillo con arroz, una variante de la receta tradicional muy completa y rica que te enseñamos a preparar detalladamente más abajo. Sigue leyendo y no pierdas detalle si quieres hacerla en casa.

    Ingredientes:

    - 500 gramos de gambas
    - 4 dientes de ajo
    - Dos guindillas
    - 250 gramos de arroz
    - Aceite de oliva virgen
    - Perejil picado
    - Pimienta
    - Sal
    - Agua


    Preparación:
    Primero vamos a preparar el arroz con el que acompañaremos a las gambas al ajillo. Para ello vamos a poner una sartén con aceite de oliva virgen a fuego suave, y echamos el arroz sobre ella, y lo vamos a saltear un par de minutos. Después agregaremos el doble de volumen de agua que de arroz y un poco de sal, y dejamos que se cocine hasta que quede tierno, sin dejar de remover para que no se pegue, y echando más agua si hiciera falta para acabar de dejarlo tierno.

    Mientras tanto iremos pelando las gambas, quitando las cabezas y las cáscaras, limpiándolas después. Si quieres dar más sabor al arroz, puedes cocer las cáscaras y cabezas de la gambas en agua y usarla después para cocinar el arroz, colándola previamente. Así quedará un arroz más sabroso. Picamos también los ajos, en láminas finas o en trozos pequeños, como más te guste.

    En otra sartén echamos aceite de oliva virgen, una buena cantidad, y vamos a freír en la misma los ajos y las dos guindillas, que puedes echar enteras o partidas, según quieras que quede más picante al final. Cuando el ajo comience a dorarse agregamos las gambas ya limpias, y las vamos a saltear bien por todos lados, sin hacerlas demasiado, ya que no nos interesa que queden demasiado hechas, porque quedarían secas.



    Cuando las gambas estén ya casi listas, agregamos el arroz que teníamos ya cocido y escurrido, y dejamos un par de minutos removiendo para que se mezclen bien todos los ingredientes y los sabores. Servimos en una cazuela grande para compartir o en cazuelas individuales, y las comemos siempre en caliente. Esperamos que os guste esta estupenda receta.