Gambas al Ajillo con Almejas

  • Gambas al Ajillo Tradicional

  • Gambas al Ajillo con
    Almejas

  • Gambas al Ajillo con Arroz

  • Gambas al Ajillo
    con Champiñones

  • Gambas al Ajillo con
    Vino Blanco


  • "Gambas al Ajillo con Almejas"

    Gambas al Ajillo con Almejas





    Aquí os mostramos una interesante receta para elaborar unas ricas gambas al ajillo con almejas, una variedad de la receta tradicional que resulta una de las mejores que conocemos, y se prepara sin demasiada dificultad.

    Ingredientes:

    - 400 gramos de almejas
    - 300 gramos de gambas
    - 5 dientes de ajo
    - Un vasito de vino blanco
    - Dos guindillas
    - Aceite de oliva virgen
    - Perejil


    Preparación:

    Esta receta de gambas al ajillo con almejas es una receta deliciosa, de esas de chuparse los dedos, y que te vamos a detallar paso a paso para que te resulte sencilla de hacer en casa, ya verás cómo te gusta y la repites en más de una ocasión. Pasamos ya a detallaros el procedimiento para hacer este plato tan rico.

    Lo primero que hacemos es poner las almejas en un recipiente amplio con abundante agua y una buena cantidad de sal, y las dejamos ahí sobre una hora para volver a ellas más adelante. Cuando pase ese tiempo vamos a pelar y limpiar las gambas, quitándoles la cabeza y toda la cáscara, y lavándolas bajo el grifo después, para dejarlas ya listas. Los ajos los pelamos y los picamos bien finitos, y las guindillas las picamos también.

    Después ponemos una sartén con aceite de oliva virgen a calentar, y vamos a dorar en la misma los ajos y las guindillas troceadas, a fuego suave y hasta que quede todo doradito pero sin quemarse. Retiramos estos ingredientes y los echamos sobre la cazuela o recipiente en el que serviremos las gambas al ajillo. En la misma sartén vamos a echar las almejas bien escurridas, junto a un vasito de vino blanco. Las vamos a dejar a fuego lento durante unos 5 minutos sin dejar de remover, para que se terminen de abrir bien y vayan tomando los sabores.


    Después de esto agregamos las gambas peladas y lavadas y las dejamos cocinar en la sartén unos 5 minutos más o menos, para que se doren bien por todos lados, pero sin que se hagan demasiado y se queden secas a la hora de comer. Añadimos un poco de sal y perejil picado y cuando estén hechas, las vertemos junto al aceite en la cazuela en la que teníamos los ajos y la guindilla. Las servimos para comer siempre caliente. Verás que receta más exquisita.